Archivo

¿Existe el cáncer de pene? Cuáles son los síntomas y cuál es el tratamiento?

Efectivamente el pene, como la mayoría de órganos en el cuerpo, también puede verse afectado por el cáncer. Afortunadamente es un tumor poco frecuente pero en países subdesarrollados como el nuestro se siguen viendo casos.

 

Hay dos factores de riesgo importantes: la falta de aseo y la infección por Virus del Papiloma Humano (VPH). La falta de aseo se ve sobretodo en pacientes con imposibilidad para retraer el prepucio, quienes prácticamente nunca en la vida han aseado el glande. De  ahí la importancia de hacer la circuncisión hacia los 12 años, si no se logra retraer completamente el prepucio.

 

Tanto la infección por algunas cepas (tipos) del VPH como la promiscuidad se han visto relacionadas con el desarrollo del cáncer de pene, así como también se sabe que es esta una de las principales causas de tumores del cerviz (cuello de la matriz). Por último, la edad (mayores de 60 años) y el tabaquismo (consumo de cigarrillo) también se consideran factores de riesgo para el desarrollo de este tumor.

 

La manifestación mas frecuente es la presencia de masas o lesiones en el pene, úlceras o heridas que no cicatrizan fácilmente y en quienes tienen fimosis ( no logran retraer el prepucio), podría presentarse una tumefacción, enrojecimiento, secreción o mal olor. En casos avanzados, podrían verse ganglios (pequeñas masas) en la ingle del paciente que pueden ser inflamatorios –ya que con frecuencia el tumor se sobre infecta– o incluso metástasis del tumor.

Ante cualquier masa o lesión sospechosa, usted debe acudir al urólogo quien en primera medida deberá tomar una biopsia de la lesión.

 

Una vez se tiene el diagnóstico se deben hacer estudios para ver el grado de compromiso del tumor y determinar el manejo: puede ser desde pequeñas cirugías con las que se va quitando la lesión capa por capa hasta obtener tejido sano (MOHS), hasta penectomías parciales (quitar parte del pene) o fatales (quitar la totalidad del pene); en ocasiones hay que quitar los ganglios de la ingle y la radioterapia y la quimioterapia pueden servir en situaciones especiales.

 

Lo más importante es saber que esta enfermedad existe. Es fundamental que siempre, durante el baño, los hombres revisen su pene para ver que no tenga lesiones (al igual que examinar los testículos), como lo he mencionado en otras entradas de este blog.

 

Como medida preventiva recomiendo: evitar la promiscuidad sexual y utilizar preservativo si no se tiene una pareja sexual estable. Vale la pena recordar que la Organización Mundial de la Salud define promiscuidad como tener más de una pareja sexual al año.

 

También aconsejo realizar la circuncisión si no se logra retraer el prepucio completa y fácilmente hacia los 12 años, mantener un adecuado aseo y evitar el tabaquismo.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Mujeres al urólogo?

February 1, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2019. Carlos Gustavo Trujillo Ordóñez - LAB 

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter