Archivo

Orino muchas veces al día. ¿Eso es malo?

La orina es un producto de desecho del cuerpo. Al orinar se elimina el agua que no se necesita, electrolitos –como sodio y calcio–, y otras sustancias. En términos generales no hay una cantidad normal de orinadas, pero eliminar menos de 100cc de orina al día es, francamente, anormal.

 

Cuando alguien me dice que orina mucho, siempre indago por la cantidad y la  frecuencia. Si una persona tiene una alta ingesta de líquido de cualquier índole,  producirá más orina y, probablemente, tendrá micciones abundantes y frecuentes. Tenga en cuenta también que algunas sustancias como los cafeinados (bebidas negras como la Coca Cola, la Pepsi, el tinto, el café, el té y/o la cerveza), tienen un efecto diurético; es decir que estimulan al riñón para que produzca más orina, por lo que aumentan tanto la cantidad como la frecuencia al orinar.

Así las cosas, un primer abordaje es determinar la cantidad y el tipo de líquido que toma el paciente. Lo hago haciendo un diario miccional, donde el paciente registra todo lo que ingiere y todo lo que elimina.

 

Cuando no se establece una relación clara entre ingesta y eliminación, buscamos qué está originando el problema. Las infecciones de orina, los cálculos o los tumores son algunas de las causas de aumento en la frecuencia miccional, muchas veces con volúmenes eliminados bajos.

Sin embargo, dos causas frecuentes que quiero resaltar son el crecimiento benigno de la próstata en los hombres y los malos hábitos para orinar que tienen las mujeres.  todos los hombres, desde que cumplimos 40 años, nos crece la próstata y a algunos, por su ubicación anatómica, puede producirle síntomas como la disminución del calibre del chorro, la necesidad de pujar y las interrupciones en la orinada. Esto hace que la vejiga no se desocupe por completo y que, como consecuencia, aumente la frecuencia con la que orinamos; incluso puede suceder que la persona deba levantarse durante la noche a ir al baño.

 

En las mujeres, por su parte, ocurre un fenómeno bastante particular. Usualmente sus mamás les enseñan a que solo orinen en su baño y que si lo hacen en otros, no se sienten. La micción es un fenómeno pasivo, donde más que contraer, relajamos un pequeño músculo (esfínter urinario) que siempre esta contraído evitando que la orina se salga, permitiéndole evacuar. Cuando las mujeres no se sientan y no se relajan, los músculos del muslo, pelvis y glúteos se encuentran contraídos, y aun cuando el esfínter se relaja, la contracción de estos no permite una adecuada evacuación. La vejiga no se desocupa del todo y aumenta la frecuencia. Las mujeres deben también bajar su ropa interior prácticamente hasta su tobillo, para que puedan separar las rodillas y permitir que toda la orina salga.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Mujeres al urólogo?

February 1, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2019. Carlos Gustavo Trujillo Ordóñez - LAB 

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter