Archivo

¿Qué debo hacer si sufro de incontinencia urinaria?

Se define incontinencia urinaria como la pérdida involuntaria de orina. Hay cuatro tipos de incontinencia: de urgencia (cuando el paciente se queja de tener un deseo imperioso de orinar que ni siquiera lo deja llegar al baño); de esfuerzo (cuando el escape se asocia con algún aumento en la presión abdominal como la tos, la risa, levantar objetos pesados o hacer ejercicio); por rebosamiento (es frecuente en pacientes con algún daño neurológico y sucede cuando la vejiga está tan llena que la orina se empieza a salir. Lo que percibe el paciente es un escape súbito de orina sin tener ganas); y la mixta (cuando se combinan algunas de las anteriores).

 

La incontinencia urinaria es más frecuente en mujeres, y cuando los hombres la padecen, usualmente se debe al crecimiento benigno de la próstata, a enfermedades de la vejiga y, en ocasiones, como consecuencia de los tratamientos para el cáncer de próstata.

 

El pilar fundamental del tratamiento de la incontinencia urinaria es la modificación del estilo de vida. Lo primero que hago es indagar por la forma en la que orina el paciente y sus deposiciones.

 

 

Muchas mujeres solo orinan en su baño y tienden a aguantar las ganas, por lo que la vejiga se mantiene llena todo el día, lo que facilita escapes. Adicionalmente, cuando orinan en otros baños, no se sientan. La micción es un fenómeno pasivo, donde más que contraer, relajamos un pequeño músculo (esfínter urinario) que siempre está contraído evitando que la orina se salga. Cuando las mujeres no se sientan y no se relajan, los músculos del muslo, piso pélvico y glúteos se contraen, y aun cuando el esfínter se relaja, la contracción no permite una adecuada evacuación. La vejiga no se desocupa del todo y aumenta la frecuencia al orinar. Por otro lado,  en ocasiones las mujeres solo bajan la ropa interior hasta la mitad de los muslos y no los separan completamente, lo que impide que la orina salga con facilidad. Finalmente, el estreñimiento puede ser un factor agravante.

 

En resumen, una primera medida, muy sencilla, es orinar por horario, sentarse siempre en la taza (la mayoría de las veces basta con cubrir el sanitario con papel higiénico o con dispositivos disponibles en el mercado que impiden el contacto con la piel), bajar la ropa interior hasta los tobillos y controlar el estreñimiento.

 

Simultáneamente realizo un  diario miccional, en el que el paciente registra todo el líquido que ingiere y todo lo que elimina. En ocasiones descubro que hay ingestas demasiado altas o consumo de bebidas como los cafeinados (bebidas negras ( Coca Cola, Pepsi Cola), tinto , café, té, cerveza), que tienen un efecto diurético, es decir que estimulan al riñón para que produzca más orina.

 

Algunas de estas mujeres, además de modificar la ingesta de líquidos y cambiar la forma en la que orinan,  sobre todo cuando tienen incontinencia leve o moderada, se pueden tratar con fisioterapia para la rehabilitación del piso pélvico: a través de la neuroestimulación y el biofeedback, fisioterapeutas especializados les enseñan a las pacientes a relajar y a contraer los músculos, y con ayuda de una pantalla las mujeres aprenden a diferenciar cuáles músculos están utilizando.

 

En casos más severos o cuando no hay mejoría, se pueden realizar estudios como la urodinamia, que ayuda a identificar qué tipo de incontinencia urinaria se padece. Este examen consiste en provocarle al paciente una micción espontánea y ponerlo a evacuar después de haber llenado completamente su vejiga. El resultado del examen nos permitirá saber lo que realmente está sucediendo.

 

Una vez tengamos el diagnóstico preciso, y cuando las medidas ya mencionadas no hayan funcionado, se puede optar por un tratamiento activo que, en términos generales, consiste en tomar una serie de medicamentos (en casos más severos se pueden usar refractarios inyectados) para la incontinencia de urgencia o someterse a una sencilla cirugía, para la incontinencia de esfuerzo.

 

En conclusión y lo más importante que quiero dejar claro es que la incontinencia de orina tiene solución.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Mujeres al urólogo?

February 1, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2019. Carlos Gustavo Trujillo Ordóñez - LAB 

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter